En el presente nuestros cambios hacen imperativo el uso del concepto de adaptabilidad más como un valor que como una competencia, ante la nueva pandemia del COVID-19 han surgido necesidades de #seguridad e #higiene, que son condicionales para el desempeño de las actividades laborales, profesionales e incluso públicas. Gracias a los desarrollos tecnológicos a muchas de ellas, ya se les puede dar solución.

En las áreas públicas, el problema sanitario, que se exacerba particularmente es el apogeo de la epidemia de #COVID-19. Especialmente cuando hay un brote de coronavirus global que es contagioso y difícil de contener, la gente está preocupada por la transmisión de la infección a través de gotas o por colocar las manos o los dedos en el mismo sensor, pomo de la puerta o manija donde innumerables otras personas lo hacen.

Un ejemplo claro de las novedades tecnológicas recientes, son las soluciones biométricas sin contacto con detección de temperatura. Estos equipos de control de presencia se reinventan para dotar de higiene y seguridad adicional en el proceso de identificación de personal empleado, publico confinado en espacio cerrados o establecimientos.

En un momento de salud pública global como el existente, usar máscaras tapabocas es una precaución imprescindible antes de acceder a áreas de mayor concentración, tales como oficinas, centros comerciales, estacionamientos, etc. Las personas no enmascaradas podrían interpretarse como una posibilidad de contagio a gérmenes esparcidos en el ambiente, facilitando así la propagación del coronavirus. Ahora es posible identificar de manera precisa con reconocimiento facial, incluso con mascarilla hasta 3 metros de distancia del dispositivo y de manera angular.

*Cortesía de ZKTeco https://www.zkteco.com

A la par, estos equipos incluyen control de temperatura para informar en caso de exceder los márgenes recomendados y evitar posibles contagios de COVID-19, con desviaciones de aproximadamente +/- 0.3 grados, mucho más precisas que las existentes hace un año, que solo censaban con desviaciones de aproximadamente +/- 2 grados.

Nuestra adaptabilidad dejo de ser medianamente una competencia, para representar un valor de la salud y el bienestar de las personas en los nuevos entornos, la nueva sociedad nos exige de manera imperativa hacer uso de ella para enfrentar los cambios, es por ello que recomendamos a las organizaciones adaptarse con mayor velocidad a estas nuevas tecnologías, que no solo protegen sus ambientes, sino el bien más preciado de la empresa su Capital Humano.

Si deseas más información, comunícate con nosotros, nuestro apoyo en el Diagnostico de tus necesidades es completamente #GRATIS.